Neuromarketing para conquistar al consumidor

neuromk

¿Sabías que el 85% de las decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana se toman de manera subconsciente y solo el 15% se toman de manera consciente?

El neuromarketing es la aplicación de las técnicas de la neurociencia al marketing. Su objetivo es conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos. ¿Qué es lo que agrada a las personas? Es aquí en donde entra el neuromarketing.

La finalidad del uso de estas técnicas en marketing es buscar la eficacia en sus decisiones. Averiguar a qué estímulos las personas prestan más atención y a cuales no influye directamente en el comportamiento de la persona. Comprender más y mejor a las personas, es el objetivo, nada de manipular en la cabeza de nadie.

Algunos ejemplos de Neuromarketing:

  • Pepe Jeans no tenía claro qué dos bandas sonoras elegir para un anuncio de televisión. La empresa española Sociograph, expertos en neuromarketing, estudió la respuesta de la actividad eléctrica de la piel de las personas participantes y pudieron determinar qué tema emocionaba más al consumidor y esa fue la elegida.
  • Reto Pepsi. Esta prueba consistió en dar a probar a un grupo de personas 2 bebidas diferentes (Coca Cola y Pepsi) sin que pudiesen distinguirlas visualmente. El resultado fue que más del 50% de personas eligieron Pepsi frente a su principal competidor, Coca Cola. La prueba se repitió en otro grupo de personas pero en esta ocasión viendo las marcas. Visualizando la actividad de sus cerebros a través de resonancias magnéticas se descubrió que la zona responsable de la recompensa positiva del cerebro se activaba en ambos cerebros (los que habían visto la marca y los que no la habían visto). Sin embargo, se identificó que se activaba otra zona adicional del cerebro al conocer la marca. Finalmente el 75% de las personas escogieron Coca Cola.
  • Percepción olfativa: grandes supermercados, ¿no os habéis fijado que ponen los hornos de la panadería en medio del establecimiento? Esto es para que puedas oler el pan recién hecho … te entran ganas de ir a comprar solo con pensar en el olor del pan recién horneado.
  • “La localización“. ¿Por qué siempre está todo al final del establecimiento?
    Esto es muy básico, los alimentos de primera necesidad están puestos al final del establecimiento y lo más lejos posible de la entrada.
    Pensar un momento donde se encuentra ¿El pan? ¿El aceite?
    En resumen cuanto más recorrido hagas con el carro de la compra, junto con los ejemplos de Neuromarketing del punto 1 y 2 tienes muchas posibilidades de que compres más de lo que al principio tenías pensado.
  • Precio psicológicos: los precios acabados en 0´99: ¿Porque todos los precios terminan en ´99?, esto es porque nos da la sensación de que son más baratos. En el fondo sabemos que es igual y directamente lo redondeamos, pero al ver el precio no es lo mismo ver 9.99€ que 10€. Un céntimo es el causante de que muchas veces consigan más ventas. Desorden ¡Todo desordenado!: Esto también es muy posible que lo encontremos cuando estamos en rebajas o en tiendas con oportunidades y bajos precios. Estos establecimientos buscan que los productos estén desorganizados, ya que nuestro cerebro lo reconocerá como una oportunidad y nos da la sensación de que son más baratos.