Marketing Emocional: comprando emociones

Mk emocional

¿#SabíasQue el 90% del proceso de compra según el experto en neuromarketing Jurgen Klaric lo decidimos de manera inconsciente?

Lograr conectar con el publico estableciendo lazos emocionales es su vehículo al éxito, lograr afectar de forma positiva a esa persona es la causa por la cual existen evangelizadores de marcas. Las marcas que más amamos son las marcas que más le venden al inconsciente.

Marketing Emocional

El marketing emocional se puede aplicar a cualquier tipo de producto y tendrá como objetivo sensibilizar al receptor de un mensaje publicitario mediante las emociones, como tristeza, alegría, amor, euforia, depresión, seguridad, esperanza, pesimismo, liderazgo, etc…

¿Cómo le llego al corazón con marketing emocional?

Muchas marcas de moda o de perfumería basan sus campañas en marketing emocional y en el “capricho”, “autoestima” o el “ego”.

Existen una gran diversidad de marcas que alimentan el ego de las personas que buscan estatus y el pertenecer a un grupo social que se identifica por tener gustos sofisticados que buscan productos que conforman parte de la últimas tendencias. El caso de Louis Vuitton aplica una estrategia de marketing emocional , aportan un producto sofisticado , como el diseño de sus tiendas inspirar elegancia, productos exclusivos , publicidad que muestran un producto para personas elegantes , sofisticados.

 

 

Otro ejemplo puede ser la publicidad del mercado de los coches  con su gran parte de marketing emocional con la “sensación de poder”, de “libertad”, de “autosuficiencia”…y en la gama alta de “status” – que podemos traducir por la “Emoción de superioridad”, por poner dos ejemplos…

¿Puede un refresco de cola vincularse a la felicidad o la alegría?

Una de las compañías que mejor ha utilizado el marketing emocional es Coca-Cola, que vende felicidad.

Es curioso como un refresco que podría asociarse tranquilamente a la obesidad se acaba convirtiendo en sinónimo de sentirse feliz. Por si fuera poco, en su campaña “Comparte la Felicidad”, colocó decenas de nombres en sus envases y latas, con el objetivo de que la gente supiera que ese producto había sido creado específicamente para ellos.